Cuando se habla de un alimento saludable no hay duda de que las frutas salen a relucir en los primeros lugares y esto de debe a su gran aporte de nutrientes. Sin embargo no siempre se comen las suficientes, ya que para muchos comer fruta es hacer una merienda de uvas o morder una manzana. Existen muchas formas de comerlas, es cuestión de variar la manera de prepararlas y echarle imaginación para poder disfrutar sus sabores sin que resulten aburridas.

Tarta rápida de manzana y avellana. Preparación:

1. Diluye 1 cucharada de agar-agar con zumo de manzana.

2. Cocina las manzanas (con la piel si deseas más nutrientes), una pizca de sal y zumo de manzana hasta hacer una compota.

3. Agrega la solución de Agar-Agar y dejar hervir por unos 2-3 min. Reserva.

4. Añade un extracto de canela o vainilla, ralladura de limón y 1 cucharada de crema de avellanas o de almendras y mezcla todo bien.

5. Tritura las galletas en un mortero.

6. Verte la mezcla encima de las galletas y déjala enfriar en nevera.

7. Decórala con más frutas.