¿Quieres tomar un suplemento dietético?

Los suplementos dietéticos son productos destinados a cubrir o complementar la ingesta de determinados nutrientes en la dieta. Están elaborados con el propósito de agregar nutrientes a la dieta y así reducir el riesgo de desarrollar problemas de salud. Ahora bien, antes de tomar la decisión de si consumir un suplemento debes asegurarte de que tu alimentación es completa y equilibrada.  No esperes a que el suplemento reemplace una buena dieta, no sucede así. 

Antes de hacerlo, evalúa cómo está tu alimentación con la siguiente “checklist”:

  1. ¿Hago varias comidas durante el día? 
  2. ¿Priorizo los alimentos frescos ante los procesados?
  3. ¿Comienzo el día con un desayuno completo?
  4. ¿Hago meriendas entre horas?
  5. ¿Incluyo diariamente al menos 5 porciones de frutas y vegetales?
  6. ¿Bebo suficiente agua?
  7. ¿Ingiero suficientes hidratos de carbono cuando hago deporte?
  8. ¿Incluyo proteínas en mis comidas principales?
  9. ¿Incluyo grasas saludables en mis comidas?
  10. ¿Mi dieta es variada e incluye alimentos de los diferentes grupos?

Si no puedes responder con un “si” a la mayoría de las preguntas, por no decir todas, corrige tus hábitos alimentarios, evalúa tu progreso y luego tomas la decisión. ¡En el camino de la salud y el bienestar no hay atajos!

 

Nota: Este mensaje va dirigido a la población general. Los suplementos dietéticos pueden ser beneficiosos para quienes llevan dietas vegetarianas estrictas, embarazadas, adultos mayores y personas con diferentes patologías.