Planificar, es lo que me funciona a mi

Me encanta retarme y los retos siempre han jugado un rol muy importante en mi vida personal y profesional. Sin embargo, en ocasiones la pereza y la comodidad se asoman y es muy fácil enredarse ahí. El truco para salir de eso es tener un plan.☝🏽

Parte de hacer un plan es tener claro el objetivo, y definir en concreto una lista de acciones que hay que hacer para alcanzarlo. Y luego masticar esa lista de acciones hasta ponerlas en tiempo y espacio. Pues bueno, lo mismo sucede con la actividad física. Y no estoy hablando de hacer un plan para un maratón, me refiero a que cuando acabe la semana haber cumplido con la actividad física que nos gusta hacer para sentirse bien, que en mi caso, es la mayoría de los días en la semana. 

Los domingos además de planificar mi agenda de trabajo, considero mis compromisos fijos, aquellos pendientes y a base de eso organizo mis rutinas de ejercicio. O sea, las escribo en la agenda: martes bicicleta 1.5 horas, miércoles pilates a las 4pm y así todo ordenado y claro, teniendo en cuenta que pueden surgir imprevistos pero tengo un plan y eso me permite ser más productiva.

¿Y para los días que no puedo hacer ejercicio? O simplemente para esos días que en realidad no tengo ganas ni fuerzas, pues lo mismo, planifico ser activa pero esta vez con actividades más espontáneas. Con estas actividades me refiero a aquellas como: caminar para hacer alguna diligencia, limpiar la casa, y demás. Porque al final cuando hablamos de ser activos todo cuenta, cada esfuerzo por más simple que sea tiene un beneficio a la salud y nos saca de pasar tanto tiempo sentados.

Entonces, ¿qué te parece si el domingo te dedicas unos minutos a pensar en tu semana y en cómo puedes hacer que cada día tenga algo de actividad física? Lo que sea, pero algo. Te paso una idea que tal vez pueda servirte de ayuda. 😉

Planifica las actividades de tu semana para que lleves una vida con más movimiento y salud. ¡Todo cuenta!