Mientras compraba la crema solar y varios potingues más, leí un cartel con un listado de comidas sencillas para llevar a la playa en verano y casi colapso.  ¿Croquetas, quichés, tacos, empanadas? A mí leyendo eso me ha subido más la temperatura.

Recordemos que al estar en altas temperaturas se nos va el apetito principalmente porque no necesitamos calorías que incrementen nuestra temperatura corporal, así que lo que hay que llevar son alimentos de fácil digestión y que contengan mucha agua: Frutas y Vegetales.

Repasemos nuestro material indispensable para pasar un buen día de playa:

  • Protector solar
  • Toalla
  • Sombrilla
  • Sombrero
  • Ropa ligera
  • Gafas de sol
  • Sandalias
  • Libro/revista
  • Bolsas de basura

¿Y para comer?

Un menú refrescante, atractivo, seguro y saludable. Evita alimentos que al comer formes un caos derramando jugos o que se desmoronan en pedazos.  Considera hacer preparaciones tipo ensaladas: de granos, de pasta, de cereales y que incluyan frutas y vegetales. Recuerda colocar los aderezos aparte.

  • Melón, piña, sandía cortaditos en un envase
  • Hummus con zanahorias y pepino
  • Ensalada de tomate, pepino, cebolla, y queso feta
  • Ensalada de pasta con pimientos de todos los colores
  • Ensalada de tres legumbres: garbanzos, frijoles, habichuelas negras, pimientos y tomate
  • Gazpacho
  • Evita las preparaciones con huevo, pescado y carnes crudas.
  • No mayonesa
  • Agua con limón. Mucha 😉