Depende. Depende del tipo de carbohidratos que consumas, del total de calorías que ingieras, de tu nivel de actividad física y de tu composición corporal.

La formación de grasas, a lo que se le conoce como lipogénesis, es un proceso fisiológico al que ciertamente debemos prestar atención. Viviendo en un entorno obesogénico estamos condenados a luchar con esto y no podemos bajar la guardia. Ahora bien, eso no significa que sean los carbohidratos la materia primera de nuestra grasa corporal. Comer carbohidratos no es sinónimo a engordar. Siempre que nos mantengamos dentro de un balance energético, ingiriendo las calorías necesarias para apoyar nuestro expendio energético total diario, estos carbohidratos no se convertirán en grasa. 

¿Cómo afecta el tipo de carbohidratos?
Para prevenir la ganancia en grasa, debemos priorizar los carbohidratos de absorción lenta y mantener al margen los de absorción rápida. Los carbohidratos refinados y las azúcares simples se metabolizan muy rápido por lo que llegan inmediatamente al torrente sanguíneo en forma de glucosa. Esto causa una producción repentina de insulina por parte del páncreas que, entre otras cosas detiene la oxidación de grasas. O sea, que mientras metabolizas los azúcares, no puedes quemar tus depósitos de grasas. Y, como lo natural es comer grasas junto a los carbohidratos, esa grasa de la comida se almacenará.
¿Y qué papel juega la composición corporal?
La cantidad de masa muscular es determinante a la hora de cuantificar nuestra capacidad para almacenar carbohidratos en forma de glucógeno. Las personas que tienen una mayor cantidad de músculo esquelético pueden almacenar más glucógeno, mientras que aquellos que tienen una menor cantidad tienen una menor capacidad. Al no poder almacenarlo como glucógeno, siempre que haya un exceso en la ingesta calórica, los carbohidratos, o más bien la glucosa, pasaría por el proceso de ‘lipogénesis de novo’.
En conclusión, vamos a dejar a un lado la obsesión por estar sumando los “macros” y vamos a prestarle más atención al cuadro completo. ¿Sí?