La hesperidina, constituye el 90% de los flavonoides que se encuentran en el zumo de naranja y produce grandes efectos antioxidantes beneficiosos para las funciones digestiva y circulatoria.

Desde hace unas décadas se han encontrado diversos usos terapéuticos de esta sustancia, uno de ellos atenuar el efecto de las comidas altas en grasa en la funcion endotelial ya que actúa directamente sobre la túnica muscular de la pared venosa, aumentando el tono venoso, mejorando la circulación de retorno, disminuyendo la permeabilidad y aumentando la resistencia capilar. También evita la liberación de radicales libres y protaglandinas protegiendo así la pared venosa de la inflamación.

La hesperidina se comercializa como complemento nutricional en forma de cápsulas, sin embargo, un dato interesante, es que esta sustancia presente en nuestro refrescante zumo de naranja, jugo de china, tienen una respuesta sinergística con la vitamina C de la fruta, lo que lo hace más potente en comparación a tomar el producto aislado.

Otro dato importante a conocer es que estos beneficiosos flavonoides se concentran mucho más en la corteza blanca de las naranjas que en su jugo. Por lo mismo, al hacer un jugo exprimido no conviene desechar las partes blancas que recubren los gajos. Lo ideal para hacer jugos es usar una licuadora y así no desperdiciar nada.

Alimentos ricos en hesperidina; naranja, pimientos, pomelo, romero, limón y gordolobo o candelaria.

Ojo, la hesperidina, tiene una acción antihemorrágica, por lo que puede ser perjudicial para las personas que toman ciertos medicamentos (incluyendo anticoagulantes, medicamentos para la presión arterial, y los bloqueadores de canales de calcio) y lo debe consultar con su médico.