Como sucede con el resto de las fobias, el miedo, o repudio desproporcionado que presentan algunas personas hacia los carbohidratos es irracional. 

Es un fenómeno actual, que se agudiza con el comienzo del año y las dietas de moda, en el que no se consumen alimentos ricos en hidratos de carbono por temor a engordar. Se les considera malos, peligrosos y se eliminan parcial o totalmente de la alimentación.

Lo primero que hay que dejar claro es que no todos los carbohidratos se comportan metabólicamente igual. Los hidratos de carbono son un macronutriente que nuestro cuerpo necesita para funcionar ya que son los que aportan la energía a nuestro sistema nervioso central. Las fuentes alimentarias de hidratos de carbono son múltiples y principalmente provienen de origen vegetal, que además de este macronutriente, nos aportan la fibra dietaria, vitaminas y minerales. Sin embargo, los carbohidratos refinados y los azúcares simples por su asimilación tan rápida provocan entre otras cosas, unos picos en los niveles de glucosa en sangre que son perjudiciales para la salud. Y, para añadir más argumentos en su contra, aparte de azúcar no hay más nada en ellos, son simples y vacías calorías, huecas.  

Por lo tanto, comer carbohidratos a través de las frutas, los vegetales, las legumbres, los tubérculos y los cereales de grano íntegro no es lo mismo que ingerirlos de los cereales azucarados de desayuno, las barritas de granola, las galletitas y las bebidas azucaradas. No hay semejanza alguna. ¿Queda claro?

Si con el comienzo del año estás preocupado por tu alimentación y quieres mejorarla, preocúpate por eliminar los productos que realmente hacen daño a la salud. No te distraigas con tanta información errada que culpa alimentos que toda la vida han existido con la actual pandemia de la obesidad.

A ver si aniquilamos de una vez por todas esa fobia irracional:

  • Puedes comer una fruta en la noche, si quieres, y dos también*.
  • Comer arroz todos los días no te hace engordar.
  • No hay porqué eliminar el pan de nuestra vida.
  • Puedes incluir papa, batata o yuca en la cena y no pasa nada.
  • Desayunar avena es un habito saludable.
  • Merendar fruta siempre será mejor que merendar una barrita (de lo que sea).

*Ciertas excepciones en dietas diabéticas.

A comer carbohidratos, ¡por tu salud!