¡Mi nueva merienda preferida!

La receta es similar a la del hummus tradicional, añadiendo remolacha y por consiguiente más nutrientes y color.

  • 2 tazas (400 gramos) de garbanzos cocidos
  • El jugo de un limón
  • 1 cucharada de tahini
  • 1 diente de ajo sin el germen
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de comino
  • 1 remolacha cocida de unos 180 gramos
  • Semillas de sésamo
  1. Puedes usar garbanzos de lata o cocer los garbanzos.
  2. Echa los garbanzos en una batidora junto con el jugo de medio limón, el tahíni, el ajo, la sal, el comino y la remolacha. Bate hasta crear una crema homogénea. Si deseas que el hummus quede menos denso puedes añadir un poquito de agua o del caldo de cocción de los garbanzos.
  3. Espolvorea semillas de sésamo por encima del hummus y ya está listo para servir. También le puedes añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Suscríbete

Únete a mi lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de mis servicios. 

¡Te haz suscrito!