¿Sabes reconocer qué tipo de hambre experimentas?

El hambre emocional es un potencial enemigo cuando pasamos tanto tiempo en casa y con toda la comida a nuestro alcance. Es una conducta impulsiva que casi todos hemos experimentado y que en la mayoría de los situaciones responde a una emoción negativa intentando eliminar la incomodidad al activar nuestro circuito de recompensa.

HAMBRE FISIOLÓGICA
▪️Aumenta gradualmente
▪️Se puede satisfacer con cualquier alimento
▪️Al comer, desaparece
▪️Tras la ingesta no hay emociones negativas.

HAMBRE EMOCIONAL 
🔺Es repentina
🔺Se satisface con algo en especifico
🔺Se come más cantidad de lo habitual
🔺Provoca remordimientos

Si te identificas con este fenómeno del hambre emocional, es normal, no eres el único. Aquí algunos consejos para frenar el impuso:
1. Busca actividades en casa que ocupen y estimulen tu mente. Lee, escribe, dibuja o toca un instrumento.
2. Incorpora breves sesiones de movimiento o ejercicios que te distraigan y te ayuden a desplazar una emoción negativa. Puede ser bailar 3 canciones.
3. Cuida tu entorno. “Out of sight out of mind”. No me canso de repetirlo porque es una acción fácil de hacer y siempre da buenos resultados. Saca de la vista todas las tentaciones.
4. Procura que tus comidas principales sean completas y equilibradas. Esto ayuda a controlar el apetito.
5. Bebe agua durante todo el día, y considera las infusiones sin azúcar.
6. Busca opciones, hay muchas alimentos que pueden servir como picoteo sin comprometer la salud. Usa la fibra y la proteína a tu favor.
7. Cuida tu diálogo interno. Háblate con respeto y desde el auto cuidado en lugar de usar un tono autoritario.

Cuando tengas hambre hoy intenta descubrir de qué tipo es y si es emocional, pon en práctica alguno de las recomendaciones anteriores y/o alguna de las actividades que ya conoces que te hacen sentir relajado.

Si esto te preocupa mucho y no te sientes capaz de solucionarlo solo, busca la ayuda de un profesional capacitado que te acompañe en el proceso.

¡Yo te puedo dar las herramientas!