Es viernes social, hablemos del vino…

Todas las bebidas alcohólicas contienen calorías y los vinos (rojo, blanco, brillantes y de postre) no son la excepción. Si estás tratando de perder peso, necesitas tomar en cuenta el vino que bebes y la cantidad. Un gramo de alcohol puro provee 7 calorías. Una copa de vino tinto de 5 onzas, por lo general, contiene algunas calorías más que el vino blanco (125 calorías en comparación con 121). Esto se debe a que los vinos tintos suelen contener algo más de alcohol que los vinos blancos, aunque no mucho más.

Pero……. hablemos de beneficios 🙂 
Si decides beber vino tinto o blanco, es una cuestión de preferencia. Sin embargo, existe una diferencia nutricional entre ambos, los polifenoles, sustancias que que encuentran en alimentos de origen vegetal y que tienen múltiples beneficios para la salud. Los polifenoles actúan como antiinflamatorios, antioxidantes y antitrombóticos. El vino tinto es rico en flavonoides como la quercetina y el resveratrol, que han sido protagonistas de muchos estudios en los cuales se ha comprueba su poder cardioprotector, antioxidante y anticancerígeno.

¡Recuerda compensar!
Si vas a darte un par de copas, debes eliminar algo de tu dieta para compensar las calorías o aumentar la cantidad de ejercicio que haces. Por ejemplo, podrías eliminar las hidratos de carbono de la cena, el jugo de la mañana, el azúcar del cafe, y el postre, y anadir una caminata de media hora. No elimines alimentos saludables en favor del vino, eso seria una perdida, elimina aquellos que solo aportan calorias vacías como los dulces o meriendas altas en grasa y ricas en calorías.

Suscríbete

Únete a mi lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de mis servicios. 

¡Te haz suscrito!