Para aquellxs que hacen deporte es importante tener un buen reparto de proteína a lo largo del día para maximizar la síntesis de las mismas. Es decir, hay que mantener constantes los niveles de aminoácidos en sangre para promover un estado anabólico que permita crear nuevas proteínas musculares.  

Y además, para maximizar este proceso, es interesante provocar un pequeño pico de insulina entre estas comidas con una pequeña cantidad de hidratos (junto con aminoácidos esenciales).

Ahora bien, esto no significa que haya que depender ni de barritas ni de batidas de proteina.  Se puede lograr a través de preparaciones sencillas que incluyan un mixto de proteínas animales y vegetales. Esto hará que el plato mucho sea mucho más completo. Por ejemplo, incluyendo legumbres como los garbanzos. 

Aquí te paso una receta que da en el clavo. 

Espinacas salteadas con garbanzos y huevo

Ingredientes (para dos personas)

  • 2 tazas de garbanzos cocidos (en casa o de lata bien enjuagados)
  • 5 tazas (2 manojos) de espinacas frescas
  • 1/2 cebolla blanca
  • 1 diente de ajo
  • 4 huevos
  • vinagre de vino blanco
  • 1/8 de cucharadita de comino en polvo
  • 1/4 taza de caldo de vegetales (opcional)
  • 1 cucharadita de pimentón 
  • Sal 
  • Pimienta

Preparación

  1. Cortar la cebolla en tiras muy finas
  2. Picar el diente de ajo en dos mitades
  3. Hervir los huevos y dejarlos reposar.
  4. Poner un poco de aceite de oliva en una sartén para saltear la cebolla. Cuando esté dorada añadir 1/2 diente de ajo, y un par de minutos después el pimentón, con cuidado para no quemarlo.
  5. Poner las espinacas en la sartén para saltearlas e ir removiendo.
  6. Mientras, poner la otra mitad del diente de ajo en un mortero junto al comino y un poco de sal. Majar bien y añadir 2 cucharadas del vinagre.
  7. Añadir los garbanzos cocidos y, si se desea, el caldo de vegetales. 
  8. Servir con los huevos duros picados por encima y un poco de pimienta molida.

Buen provecho. 😃