Marzo es el Mes de la Nutrición y este año tuve la oportunidad de celebrarlo con Para La Naturaleza ofreciendo un Taller de Cocina Natural, Cocina con Salud. Como parte del programa Bienestar en Acción nos fuimos con este proyecto de road trip a varias propiedades de la organización: Casa Ramón Power y Giralt en el Viejo San Juan, Antiguo Acueducto en Río Piedras, Hacienda Buena Vista en Ponce, Cabezas de San Juan en Fajardo y Hacienda La Esperanza en Manatí.  Aunque el taller impartido a cada grupo fue el mismo, las dinámicas que surgieron entre los participantes hicieron que cada uno fuera una experiencia diferente donde todos nos enriquecimos.

¿A qué se refiere la Cocina Natural? Una cocina que es a fin con nuestras tradiciones gastronómicas, que es ecológica al utilizar ingredientes de proximidad y en donde predominan los alimentos frescos e integrales.

Como parte del taller educativo se discutieron los elementos claves para planificar un menú saludable.  Comenzamos enfatizando en la compra de alimentos sanos descartando los ultra procesados, en la lectura de las etiquetas nutricionales y los cambios que han tenido en los últimos años. También discutimos el significado de los reclamos nutricionales más utilizados y finalizamos realizando un ejercicio muy práctico: “ el azucarómetro”. Este ejercicio considero que fue muy valioso ya que los participantes evaluaron productos que aparentan ser saludables y aprendieron a convertirlos en sus equivalencias a cucharadas de azúcar.

Aprovechamos la oportunidad para dar continuidad al reto de los Lunes sin Carne, presentando el Arte de Combinar.  Este arte implica conocer las posibles combinaciones de proteínas vegetales que se complementan entre sí para hacer proteínas completas de un valor biológico similar al de las proteínas animales. Se presentaron diferentes ideas de platos de desayunos, meriendas, comidas y ejemplos de cómo diversas culturas hacen estas combinaciones como parte de su gastronomía. Todos los participantes conocían la suya, ¡el arroz con habichuelas!

¿Qué se preparó?

Considerando la Cocina con Salud, se preparó un plato que cumple con las recomendaciones del Plato de Harvard: ½  del plato vegetales y frutas, ¼ parte hidratos de carbono y ¼ la proteína.

Como hidrato de carbono se preparó arroz integral y así aquellos participantes, y no fueron pocos, que no acostumbran a prepararlo por diversas razones pudieron aprender a hacerlo para que quede tierno y sabroso.

Como vegetales y frutas, preparamos una ensalada tropical. La misma tenía: lechugas, espinacas, trozos de papaya y piña fresca, cebolla lila, germinados de brócoli y tomate. Para incorporar el tema de las proteínas complementarias se le añadió semillas de calabaza y almendras trozadas. Como aderezo preparamos un aliño que consideró los cinco elementos: miel (dulce), cilantro (amargo), vinagre/limón (ácido), sal (salado), aceite de oliva (neutral) y jengibre (picante). No hubo una receta a seguir, cada grupo preparó el suyo según su paladar y debo decir que ninguno sabía igual.

Para la fuente proteica preparamos una albóndigas de trigo sarraceno con un sofrito de puerro y ajo. Creo que esto fue lo que más le llamó la atención a los participantes ya que se prepararon con un mínimo de ingredientes y en poco tiempo.

En nuestra dieta no puede faltar ni el aguacate ni el postre, así que para cerrar, preparamos un postre con este manjar de los dioses: aguacate, cacao en polvo y guineo (para endulzar). Creo que después de esto, muchos verán el aguacate con otros ojos, jejeje.

Este ha sido el primer taller de Cocina Natural que he preparado y me lo he disfrutado muchísimo. Confirmé que la mejor manera de aprender es trabajando con las manos, en equipo y en un entorno que estimule la creatividad. Gracias a Para La Naturaleza, a Christopher y a María que me acompañaron en este proyecto con tanto entusiasmo. ¡Nos vemos pronto!




Hacienda La Esperanza, Manatí