Come saludable fuera de casa

Come saludable fuera de casa

Es Viernes social y vas a comer afuera. El menú promedio en restaurantes tiene alrededor de 1,000 calorías así que toma nota de estos consejos:

1- Prepárate con anticipación

Escoge un restaurante que tenga alternativas saludables. La mayoría de las cadenas de restaurantes tienen página web donde presentan su menú y puedes verificar la información nutricional de sus platos.

2- Comienza con un aperitivo saludable

Si quieres reducir el consumo de calorías, siempre es mejor optar por aperitivos saludables como el tartar de atún, camarones (hervidos), ensalada fresca, sopa de vegetales. Los aperitivos, a pesar de ser pequeños, suelen ser muy grasosos y altos en calorías.
3- Mira la sección saludable del menú
Muchos restaurantes tienen una sección en el menú que ofrece platos saludables reducidos en calorías. Esa debe ser tu primera opción, antes de sentirte tentado por los platos más pesados.

4- Elige vegetales como acompañante

Es mejor elegir vegetales al horno o ensalada en lugar de papas fritas. Asegúrate de preguntar la forma de cocción de los vegetales, y en caso de que sean fritos, intenta pedir que la cocción sea al horno o al vapor.

5- El aderezo de la ensalada separado

Las ensaladas son la mejor opción a la hora de comer fuera de casa pero muchas veces vienen preparadas con aderezos que contienen grandes cantidades de quesos, salsas, aceite, tocineta o trozos de pan tostado. Asegúrate de pedir el aderezo separado de manera que puedas controlar las calorías que le agregas.
6- Pide la pasta con salsa roja o a base de vegetales.

Las salsas de tomate siempre son una opción más saludable que las salsas a base de crema de leche o manteca. Para hacer que el plato sea más saludable, puedes reemplazar la pasta regular por pasta integral.
7- Bebe agua

Las bebidas agregan una cantidad enorme de calorías a tu comida. Los jugos y las gaseosas son bebidas llenas de azúcar y calorías y conservantes. Lo mejor es mejor optar por la opción más natural, agua, la puedes pedir con gas y limón.

8- Elige las carnes magras y saludables

La carne de pollo, pavo o pescado son las mejores opciones en la mayoría de los restaurantes. Claro, nada frito, empanado ni con salsa

cremosa.9- Comparte

Cuando sales a comer afuera con varias personas, puedes utilizar esta estrategia para reducir el consumo de calorías y amortiguar el costo $. Compartir los aperitivos y el postre entre 4 personas es una excelente opción para evitar el exceso de azúcar, grasas y calorías.

10- No tengas miedo de preguntar

Que no te de miedo o vergüenza preguntarle al mesero del restaurante sobre la información nutricional de sus platos. Como consumidor, tienes el derecho de preguntar lo que desees sobre el producto que estas pagando. Incluso si no saben los datos exactos, aún pueden recomendarte las opciones más saludables del menú.

Hablemos del vino

Hablemos del vino

 

Es viernes social, hablemos del vino…

Todas las bebidas alcohólicas contienen calorías y los vinos (rojo, blanco, brillantes y de postre) no son la excepción. Si estás tratando de perder peso, necesitas tomar en cuenta el vino que bebes y la cantidad. Un gramo de alcohol puro provee 7 calorías. Una copa de vino tinto de 5 onzas, por lo general, contiene algunas calorías más que el vino blanco (125 calorías en comparación con 121). Esto se debe a que los vinos tintos suelen contener algo más de alcohol que los vinos blancos, aunque no mucho más.

Pero……. hablemos de beneficios 🙂 
Si decides beber vino tinto o blanco, es una cuestión de preferencia. Sin embargo, existe una diferencia nutricional entre ambos, los polifenoles, sustancias que que encuentran en alimentos de origen vegetal y que tienen múltiples beneficios para la salud. Los polifenoles actúan como antiinflamatorios, antioxidantes y antitrombóticos. El vino tinto es rico en flavonoides como la quercetina y el resveratrol, que han sido protagonistas de muchos estudios en los cuales se ha comprueba su poder cardioprotector, antioxidante y anticancerígeno.

¡Recuerda compensar!
Si vas a darte un par de copas, debes eliminar algo de tu dieta para compensar las calorías o aumentar la cantidad de ejercicio que haces. Por ejemplo, podrías eliminar las hidratos de carbono de la cena, el jugo de la mañana, el azúcar del cafe, y el postre, y anadir una caminata de media hora. No elimines alimentos saludables en favor del vino, eso seria una perdida, elimina aquellos que solo aportan calorias vacías como los dulces o meriendas altas en grasa y ricas en calorías.

Conoce como hacer una  parrillada saludable.

Conoce como hacer una parrillada saludable.

Tal vez pienses que hacer una parrillada no tiene nada de peculiar ni hay mayor peligro que quemarte recogiendo pedazos de carne que se caen al fondo de la parrilla. Sin embargo, investigaciones sobre cáncer sugieren que asar en parrilla puede estar relacionado con ésta enfermedad, ya que se ha demostrado que las carnes que se cocinan a altas temperaturas forman compuestos que causan cáncer y podrían significar un problema grave para la salud. Conoce detalles a cuidar para que puedas asar en la parrilla de manera saludable y puedas disfrutar de esta actividad.

1. Trata de comer menos carne roja o procesada. Las dietas con gran cantidad de éstos productos animales parecen aumentar el riesgo de cáncer de colon rectal. Te recomiendo que si vas a asar carne prefieras el pollo o incluso algún pescado como el salmón. Si optas por la carne, elige los cortes que tengan menos grasa como el sirloin , el lomo, o el filete mignon.

2. Marinar durante 30 minutos. Cubre la carne con una mezcla de vinagre o cítricos, algunas hierbas y sazonador y guárdala en el refrigerador mientras que preparas los carbones y preparas las bebidas. Esto evitará que se formen menos químicos durante el tiempo de reposo.

3. ¡Échale un ojo! Al parecer, entre más tiempo la carne esté en la parrilla, más compuestos químicos se forman. Si te gusta la carne bien cocida y notas que la parte exterior está lista pero el interior crudo, opta por cocinar primero en el horno y luego en la parrilla.

4. Consejos de cocina. ¡Cocina lento! Los trozos de carne muy pasados pueden ser más sabroso, pero también más peligrosos. Una manera de evitar que la carne se queme demasiado es cortar la grasa antes de cocinar para evitar que se hagan flamas. También es recomendable asar la carne en el centro de la parrilla procurando que las brasas se expandan hacia los lados.

5. Incluye vegetales. Una forma de tener una parrillada saludable es agregar algunas verduras como espárragos o setas para acompañar el pollo, la carne o el pescado. Los vegetales a la parrilla son deliciosos, saludables y le dan variedad y colorido a tu parrillada. Prueba poner algunos pimientos morrones en la parrilla, o cebollas envueltas en papel aluminio para que queden dulces. También puedes incluir en tus brochetas, trozos de cebolla, tomate, pimiento, o cualquier otro vegetal que quieras. La parrilla generalmente los deja crujientes y les da un sabor especial.

¿Y las bebidas? Lo que bebes tiene la misma importancia. En lugar de sodas llenas de azúcar, prueba tener limonada o jugos naturales. Si incluyes cerveza, que sea “Light”. Puedes tener una jarra de agua con frutas frescas dentro para que ésta tome un sabor y aroma natural sin aportarle calorías.