Albóndigas de trigo sarraceno

Albóndigas de trigo sarraceno

¡Albóndigas! Si, sin carne, veganas y sabrosas. Desde que conocí el trigo sarraceno soy más feliz en la cocina. El trigo sarraceno no tiene que ver nada con el trigo, es un pseudocereal que tiene una forma curiosa, como una especie de pirámide en miniatura, es libre de gluten, bajo en índice glucémico y cargado de minerales y antioxidantes.

Albóndigas caseras de trigo sarraceno

Ingredientes: 1 taza de trigo sarraceno (180gr), 2 tazas de agua, 1 puerro, 2 dientes de ajo, 1 Cda. perejil picado, 1 Cda. sal de hierbas

👩🏽‍🍳Preparación (para 2 personas)

1. Lava el trigo y cocínalo con doble cantidad de agua por 20 minutos.

2. Prepara un sofrito con el puerro y el ajo.

3. Mezcla en un bol todos los ingredientes y tritúralos.

4. Haz unas bolas y pásalas por el sartén con un poco de aceite de oliva hasta que doren suavemente.

5. Añade la salsa.

Para aquellos que no apetecen, toleran el tomate o quieren experimentar:

☝🏼La salsa que parece pero no es de tomate

1. Hierve remolacha hasta que quede tierna.

2. Saltéa hasta empezar a dorar una cebolla y 1 diente de ajo.

3. Añade zanahorias previamente cortadas en medias lunas, la remolacha y hierbas aromáticas. Añade agua a cubrir y sal.

4. Cocina tapado 15-20min.

5. Añade concentrado de manzana y pimienta y pasa todo por la batidora.

6. Elimina el exceso de líquido, pruébala y añádela con gusto.

 Perfectas para un Lunes Sin Carne. ¡Cuéntame si te gustaron!

¿Cuál es tu Plan?

¿Cuál es tu Plan?

A mi en lo personal esta palabra me parece extremadamente poderosa e indispensable en cada meta que me propongo. Hoy cuarto lunes del año te recuerdo que en tus deseos y resoluciones para el 2019 está tener más salud. 

¡Pues hay que hacer un plan de acción!

La planificación tiene que ver en cómo gestionas tu tiempo, el cual se puede convertir en tu gran aliado o lo contrario. Con el tiempo que tienes disponible debes aprender a priorizar los temas que son importantes para ti y para que las cosas sucedan tienes que ponerlas en tu agenda. Si en este nuevo año quieres mejorar tus hábitos alimentarios te conviene planificar actividades diarias que reflejen esa voluntad. 

El Plan:

✏️Prepara una lista de compras con alimentos saludables.

✏️ Establece un día para hacer la compra.

✏️Elabora alternativas de menú para días con deseos de comer y para días que tengas los minutos contados.

✏️Separa un día a la semana para preparar alimentos.

✏️Escribe en tu agenda al menos 3 días fijos que harás ejercicio y sobre la marcha encuentra 2 días más.

✏️ Repasa y haz una lista de las tareas que haces en un día completo desde que despiertas hasta dormir.

✏️Evalúa el listado y clasifícalas por “obligaciones”, “voluntarias”, “placenteras”, “desagradables”, “delegables” y llamemos “importantes” a aquellas que te acercan a tu objetivo.

✏️Reflexiona esto y elabora un plan semanal dándole prioridad a lo que es importante para ti.

Tarta de manzana y crema de avellanas

Tarta de manzana y crema de avellanas

Cuando se habla de un alimento saludable no hay duda de que las frutas salen a relucir en los primeros lugares y esto de debe a su gran aporte de nutrientes. Sin embargo no siempre se comen las suficientes, ya que para muchos comer fruta es hacer una merienda de uvas o morder una manzana. Existen muchas formas de comerlas, es cuestión de variar la manera de prepararlas y echarle imaginación para poder disfrutar sus sabores sin que resulten aburridas.

Tarta rápida de manzana y avellana. Preparación:

1. Diluye 1 cucharada de agar-agar con zumo de manzana.

2. Cocina las manzanas (con la piel si deseas más nutrientes), una pizca de sal y zumo de manzana hasta hacer una compota.

3. Agrega la solución de Agar-Agar y dejar hervir por unos 2-3 min. Reserva.

4. Añade un extracto de canela o vainilla, ralladura de limón y 1 cucharada de crema de avellanas o de almendras y mezcla todo bien.

5. Tritura las galletas en un mortero.

6. Verte la mezcla encima de las galletas y déjala enfriar en nevera.

7. Decórala con más frutas.

Comida no es lo mismo que…

Comida no es lo mismo que…

Un nugget no es comida sino, una preparación industrial comestible. ¿Y qué, me engorda? Mucho peor, los alimentos ultraprocesados son insanos, estimulan el apetito de manera artificial y su consumo se relaciona con muchas enfermedades. ¡Aprende a identificarlos y húyeles!

Los ultraprocesados comestibles usualmente están en envases plásticos, de cartón o de aluminio y con colores muy llamativos. También suelen estar acompañados de importantes reclamos nutricionales que nos hacen creer que son un alimento perfecto. Sin embargo, están muy lejos de ser un alimento y se caracterizan por su alta densidad calórica y un elevado contenido de: azúcar, sal, grasa, colorantes y todo lo que no alimenta ni nos hace bien. En su etiquetado es frecuente leer materias primas refinadas (harina, azúcar, aceites vegetales, sal, proteína, etc) y aditivos (conservantes, colorantes, edulcorantes, potenciadores del sabor, y emulsionantes).

Por otra parte, a menudo, para la fabricación de un alimento ultraprocesado, se elimina una parte importante del alimento original. Un ejemplo podría cuando se hacen harinas refinadas eliminando el salvado y el germen del cereal, que son partes indispensables para que aporte nutrición.

Entonces, ¿qué comprar? Idealmente alimentos sin etiqueta y sin lista de ingredientes, alimentos frescos como frutas, vegetales, viandas y tubérculos, legumbres, frutos secos, semillas, cereales integrales y pescados y carnes frescas.

¿Y qué no comprar? Cereales de desayuno, barras de cereal, bebidas azucaradas, bebidas lácteas azucaradas, postres de chocolate, postres a base de lácteos, pizzas instantáneas, fideos instantáneos, “nuggets”, quesadillas congeladas, polvos para hacer jugos, salsas cremosas, sopas en polvo, bollería y demás.  Resumámoslo así,  si lleva más de cinco ingredientes no lo eches de tu bolsa.

12 hábitos para un Año Saludable

12 hábitos para un Año Saludable

12 uvas para la prosperidad y 12 hábitos para tener un año saludable

La mayoría de los propósitos para el Año Nuevo incluyen mejorar la salud o ser más feliz. Para poder visualizar y alcanzar esos propósitos es clave elegir metas realistas que dependan exclusivamente de ti, que puedas lograr según tu tiempo y recursos y que sean medibles. Te propongo doce conductas y hábitos para incorporar en este nuevo comienzo.

🍇Come y bebe menos azúcar. ¿Por dónde empezar? Las bebidas. Cambia la soda, las bebidas azucaradas y los jugos por agua.

🍇Come más frutas y vegetales.  Puedes comenzar agregando diariamente  un vegetal extra a tu cena y remplazando un postre o merienda por una fruta.

🍇Come menos carnes procesadas. El consumo excesivo aumenta el riesgo de padecer cáncer y atenta contra la salud cardíaca.

🍇Duerme lo suficiente. Tan importante como el ejercicio, influye en tu sistema inmunitario, en las hormonas, en el apetito, el peso, los niveles de energía, concentración y el estado de ánimo.

🍇Fomenta tus relaciones. El modo en que nutres las relaciones interpersonales depende de ti. ¿Acaso puedes añadir en tu agenda un almuerzo semanal con un amigo? ¿Unirte a un club o a un equipo deportivo?

🍇Procura ponerle límites a los dispositivos y redes sociales, aumentan la ansiedad y provocan insomnio.

🍇Premia tus éxitos. Una vez hayas alcanzado alguna de tus metas, prémiate con algo que te guste. Recuerda que además del gusto tenemos otros sentidos, evita hacerlo con comida.

🍇Haz un plan de ejercicio, uno de los aliados más importantes para tu salud. Busca alternativas, si el gimnasio te aburre seguro hay una modalidad que te gustará practicar. ¡Diviértete moviéndote!

🍇Alcanza un peso saludable en el cual te sientas cómodo y que te guste tu apariencia.

🍇Prepara una agenda “apasionada” de experiencias que quieres vivir este año.

🍇Aprende algo nuevo, ya sea un tipo de baile, unas clases de cocina, un idioma o algo que te interese y no esté vinculado a tu trabajo.

🍇Dile adiós al estrés, una amenaza a la salud. Identifica que te lo provoca y aléjate de ello.

¡Que tengas un feliz y saludable 2019!

Mi Plato Navideño

Un plato festivo, equilibrado, moderado y apetecible para las Navidades en Puerto Rico. No tienes que comer todo el mismo día, ya habrá muchas fiestas para probarlo todo. 👏

Consejitos:

  1. Usa un plato no más grande de 9 pulgadas.
  2. Asegúrate de tener alguna ensalada o vegetales, al menos en una 1/4 del plato, (idealmente que componga la 1/2).
  3. Puedes añadir frutas en la ensalada: piña, mangó y guayaba.
  4. En 1/4 parte del plato incluye los alimentos que son principalmente carbohidratos.
  5. En 1/4 parte del plato incluye la fuente proteína (3-5 onzas) usa como referencia la palma de tu mano sin los dedos. Evita el cuerito.
  6. Selecciona un sólo postre sírvete una pequeña ración y comparte la otra.
  7. Modera tu consumo de alcohol, evita las mezclas con refrescos azucarados e intercala tus bebidas con agua.

 

Ya que tenemos las Navidades más largas, comeremos muchos más platos que estos que te sugiero, cuéntame, ¿cómo los combinarás tú?