Invierte tu energía

IMG_1517La ENERGÍA se transforma y se TRANSFIERE, al igual que las calorías.

Para perder 1 libra de grasa debes invertir «quemar» 3,500 Calorías. Estas las obtenemos extrayendo grasa almacenada de nuestras reservas corporales. Busca una actividad que disfrutes e invierte 250 calorías al día, a la vez que reduces 250 calorías de tu dieta. Este déficit de 500 calorías, provocará una pérdida de 1 libra de grasa a la semana.?

A tomar escaleras

A tomar escaleras

Son muchas las ventajas de usar las escaleras en vez del elevador, por ejemplo, que hasta se han diseñado rutinas de ejercicios utilizándolas. La buena noticia es que en todos lados puedes encontrarte con una y aprovechar para hacer este ejercicio. Se recomienda hacerlo siempre que sea posible en el hogar, centros comerciales, en el trabajo y en los lugares de esparcimiento. Si siente cansancio al subir las escaleras, hágalo de manera más lenta acompañando la respiración con el esfuerzo.

Cuando subimos o  bajamos por las escaleras, la intensidad de la actividad es casi la misma. Al subir, los gemelos (pantorrillas), los glúteos y los cuádriceps son los que hacen el esfuerzo. Al bajarlas son los cuádriceps los que tienen que esforzarse para controlar la atracción de la gravedad del cuerpo. Por lo mismo, ambas actividades deben combinarse de manera tal de que podamos tonificar por igual.

Hoy sábado activo huye de los elevadores y escaleras eléctricas y procura subir todas las escaleras posibles.  😛

Más pasos, más salud

Más pasos, más salud

Qué bien que cumpliste con tu rutina de ejercicios esta semana pero no se te olvide que hay que ser activo.

Si utilizas un contador de pasos (podómetro) hoy estamos buscando superar las recomendación de los 10,000. Sábado activo te invita a buscar los 12,500 pasos totales en el día. Recuerda que no tienen que ser consecutivos. Por lo mismo no necesariamente tienes que hacer ejercicios específicos.

¿Cómo acumulo tantos pasos?
– Pónte a barrer en lugar de encender el Roomba 😆
– Sal a caminar a tu perro
– Por hoy no utilices elevadores ni escaleras eléctricas, vamos a subir escaleras
– ¿Vas a la playa? Pues no te tires en la arena a tomar sol. Deja tus cositas seguras y vete a caminar por la orilla 15 pa’ alante y 15 pa’ atrás.
– Vas de paseo, estaciona el carro lejos de tu destino. ¡Complícate un poco para que te muevas!
-Cuando llegues de hacer diligencias, brinca cuica 10 minutos y luego sigues con tus tareas
– ¿Tienes un patio? Pues a cortar grama
– Limpia la piscina

Aléjate del televisor, del mueble y de estar tirado. Es natural que estés cansado de la semana de trabajo pero en realidad es la mente que se siente así, a menos que tu trabajo requiera esfuerzo físico, muchos estuvimos sentados horas y horas. Asi que sal, recréate y diviértete pero mueve el esqueleto.

¡Felíz wikén!
A caminar en la playa

A caminar en la playa

Hoy recomiendo ir a la playa. Caminar por la arena de la playa, fortalece los músculos ya que hacemos un mayor esfuerzo al estar pisando un terreno que no es llano y hacemos más resistencia. Para que el esfuerzo sea agradable es mejor caminar en la arena mojada y si quieres hacer un mayor ejercicio ve por la orilla y métete hasta que el agua te llegue a las rodillas. De esta manera tus muslos y tus glúteos harán más trabajo y se beneficiarán.

Caminar por la arena de la playa también es saludable para las plantas de los pies. Dicen que es beneficioso para combatir la ansiedad ya que casi todas las terminaciones nerviosas que se encuentran en los pies controlan nuestras funciones vitales principales. ¿Y qué mejor manera que con el sonido del mar de fondo?

¿Qué pasó con caminar?

¿Qué pasó con caminar?

Caminar es un ejercicio natural por excelencia. En el pasado, no era necesario incorporar programas de ejercicio a la vida cotidiana, ya que los sencillos hábitos de la vida diaria nos proporcionaban suficiente. El trabajo a mano no era una opción. Hasta el siglo pasado, la gente todavía iba al trabajo a pie, tampoco había muchas opciones. Moverse era parte del diario vivir y sin duda esto redundaba con muchos beneficios a la salud.

Con todos los avances de la modernidad, incluyendo especialmente el uso del automóvil, desplazarnos por nuestro propio esfuerzo se ha convertido en cosa del pasado. Este cambio tan radical ha provocado que cada vez seamos menos activos. Esta es una de las razones por las cuáles ha aumentado la cantidad de personas en sobrepeso. Un 66% de la población de Puerto Rico tiene problemas de sobrepeso.

La recomendación para mantenernos “activos” es realizar ejercicio por un mínimo de 150 minutos a la semana, por lo general, 30 minutos por 5 días. Para perder peso se aconseja 60 minutos o más. Naturalmente, en una sociedad “paralizada” que dedica más del 60% de su día a estar sentado, alcanzar esta meta suele ser un gran reto. Hoy buscamos planificar y reservar tiempo para hacer ejercicio. Con alternativas tales como; el gimnasio, las clases de zumba, “spinning”, “kick-boxing, etc. Sin embargo caminar también es un ejercicio muy eficiente. Muchos estudios documenta que caminar un mínimo de 10,000 pasos al día mejora la salud. Este programa “10,000 pasos al día”, en conjunto con los medidores de pasos, pulseras cuantificadoras y “apps” se ha hecho muy popular ya que provee una métrica tangible que motiva al usuario a moverse más.
A pesar de los grandes beneficios de esta forma de ejercicio, muchas personas piensan que caminar “no hace nada”. El culto al cuerpo definido, es en parte responsable de esta creencia errónea. Con tantas alternativas atractivas para lograr una apariencia atlética , caminar parece una opción para los débiles. ¡Y cómo se equivocan! ¿Sabías que caminar es mucho mejor para fortalecer los huesos que la bicicleta? El mejor ejercicio para los huesos es el que requiere sostener el propio peso. Porque hace que uno se esfuerce a trabajar en contra de la gravedad deteniendo la pérdida de la densidad ósea.

Por supuesto, a mayor intensidad, se obtienen más beneficios para la salud cardiovascular y se logra un mayor gasto calórico, en ocasiones necesario para controlar o bajar de peso. Pero es común encontrarse con el que no hace nada, opta por una modalidad más retante y al cabo de un par de semanas se regresa al sofá. Lesiones, falta de energía para hacer sus tareas cotidianas, falta de ánimo, complicaciones para llegar al lugar, son algunas de las razones para el abandono de la actividad física. Pero caminar no cuesta nada. No requiere un equipo sofisticado, solo un buen par de “tennis” o zapatillas. Se le puede adornar con equipo portátil de música y con buena compañía. Por eso invito a caminar al sedentario, al que fue atleta de alto rendimiento, al que practica deportes específicos y al que simplemente necesita 1 hora del día para estar a solas y pensar.