Hummus de remolacha

Hummus de remolacha

¡Mi nueva merienda preferida!

La receta es similar a la del hummus tradicional, añadiendo remolacha y por consiguiente más nutrientes y color.

  • 2 tazas (400 gramos) de garbanzos cocidos
  • El jugo de un limón
  • 1 cucharada de tahini
  • 1 diente de ajo sin el germen
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de comino
  • 1 remolacha cocida de unos 180 gramos
  • Semillas de sésamo
  1. Puedes usar garbanzos de lata o cocer los garbanzos.
  2. Echa los garbanzos en una batidora junto con el jugo de medio limón, el tahíni, el ajo, la sal, el comino y la remolacha. Bate hasta crear una crema homogénea. Si deseas que el hummus quede menos denso puedes añadir un poquito de agua o del caldo de cocción de los garbanzos.
  3. Espolvorea semillas de sésamo por encima del hummus y ya está listo para servir. También le puedes añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Colorido y apetitoso

Colorido y apetitoso

¿La comida entra por los ojos?

Ciertamente. La presentación de un plato influye grandemente en su elección y en la misma inciden la forma, la textura y los colores del mismo. Los colores del plato no sólo lo hacen más apetecible, sino también arroja información de sus nutrientes y beneficios, pues muchas sustancias que afectan al organismo se identifican con colores específicos.

Verde: característico en la mayoría de las frutas y vegetales y sus propiedades son múltiples, pero las más importantes podemos destacar sus propiedades digestivas, antioxidantes, anticancerígenos y aporte de ácido fólico.

Azul: son ricos en vitamina B1 y antioxidantes.

Blancos: aportan potasio con propiedades diuréticas, también intervienen en la circulación sanguínea, gracias a la alacina.

Morado: con este color vienen las antocianinas. Se trata de un pigmento rojo intenso o totalmente morado que ayuda restaurar la condición de las capilares.

Rojo: son los aliados perfectos para el corazón. Podemos encontrar licopenos, carotenos y flavonoides que favorecen el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

Amarillo: los alimentos de este color portan vitamina C además es un excelente alimento que ayuda a prevenir el cáncer. Son aliados en el mantenimiento de la visión, tejidos y cabello. Alimentos amarillos son la manzana, banana, limón dulce, toronja, mangos.

Naranja: Ricos en betacarotenos son transformados en vitamina A, perfectos para mantener una piel saludable. Además aportan otros nutrientes; antioxidantes, anticancerígenos, y  altas cantidades de vitamina C que ayudan a mantener la elasticidad de la piel y a la formación de colágeno.

Cada color se caracteriza por una sustancia diferente y por lo tanto, tiene acción distinta en nuestro cuerpo. Combinar en un plato el color rojo del tomate, el verde de la espinaca, el amarillo de los pimientos y el púrpura de la remolacha nos proveerá una atractiva presentación por la variedad de colores y una diversidad de fitonutrientes que benefician la salud.

¡Come colorido, come un arcoíris de nutrientes!

¿Listo para buscar tu arcoíris de nutrientes?

¿Listo para buscar tu arcoíris de nutrientes?

Si llevas colores a tu plato, probablemente estás alimentándote bien. ¿Listo para buscar tu arcoíris de nutrientes? La próxima vez que vaya al supermercado  o a un puesto de productos locales, procura elegir frutas y verduras de cada una de las siguientes categorías;

Rojo: Manzanas rojas, fresas, tomates, arándanos, uvas, granadas, frambuesas, fresas, sandía, pimientos rojos

Azul/morado: Pasas, moras, ciruelas, uvas moradas, berenjena y repollo morado, higos morados

Blanco: Plátano/guineo, nectarinas blancas, melocotones blancos, ajo, coliflor, hongos, cebollas, papas

Verde: Manzanas verdes, uvas verdes, kiwi, melón verde, aguacate, brécol, espinaca, calabacín, lechuga, apio, espárrago

Amarillo/naranja: Manzanas amarillas, albaricoques, melones, naranjas, melocotones, nectarinas, mango, piñas, pimientos amarillos, zapallo, limones, batatas

La Hesperidina en tu naranja y en tu limón.

La Hesperidina en tu naranja y en tu limón.

La hesperidina, constituye el 90% de los flavonoides que se encuentran en el zumo de naranja y produce grandes efectos antioxidantes beneficiosos para las funciones digestiva y circulatoria.

Desde hace unas décadas se han encontrado diversos usos terapéuticos de esta sustancia, uno de ellos atenuar el efecto de las comidas altas en grasa en la funcion endotelial ya que actúa directamente sobre la túnica muscular de la pared venosa, aumentando el tono venoso, mejorando la circulación de retorno, disminuyendo la permeabilidad y aumentando la resistencia capilar. También evita la liberación de radicales libres y protaglandinas protegiendo así la pared venosa de la inflamación.

La hesperidina se comercializa como complemento nutricional en forma de cápsulas, sin embargo, un dato interesante, es que esta sustancia presente en nuestro refrescante zumo de naranja, jugo de china, tienen una respuesta sinergística con la vitamina C de la fruta, lo que lo hace más potente en comparación a tomar el producto aislado.

Otro dato importante a conocer es que estos beneficiosos flavonoides se concentran mucho más en la corteza blanca de las naranjas que en su jugo. Por lo mismo, al hacer un jugo exprimido no conviene desechar las partes blancas que recubren los gajos. Lo ideal para hacer jugos es usar una licuadora y así no desperdiciar nada.

Alimentos ricos en hesperidina; naranja, pimientos, pomelo, romero, limón y gordolobo o candelaria.

Ojo, la hesperidina, tiene una acción antihemorrágica, por lo que puede ser perjudicial para las personas que toman ciertos medicamentos (incluyendo anticoagulantes, medicamentos para la presión arterial, y los bloqueadores de canales de calcio) y lo debe consultar con su médico.

Gazpacho de remolacha

Gazpacho de remolacha

Alimento perfecto para el verano

EL gazpacho es una refrescante combinación de vegetales que lo hacen un alimento indispensable en cualquier dieta en verano, por su versatilidad y densidad nutricional. Existen múltiples recetas para prepararlo y maneras de servirlo, hoy te comparto uno elaborado con la remolacha.

Ingredientes:

  • 4 tomates maduros
  • 1 pimiento rojo mediano
  • 2 remolachas
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 1 pepino
  • 200 ml (6.5 onzas) de agua
  • 50 ml (3.5 cucharadas) de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra y sal

Procedimiento:

  1. Lava y pica los vegetales en trozos pequeños
  2. Coloca los trozos en una batidora
  3. Incorpora el resto de los ingredientes; agua, aceite.
  4. Cola el gazpacho para obtener una textura fina sin grumos.
  5. Sirve frío

Disfruta del verano, y refréscate con un gazpacho, tu cuerpo te lo agradecerá.

Sopa de lentejas y verduras

Sopa de lentejas y verduras

Sopa de lentejas y verduras
(6 servicios)

Ingredientes

2 Cucharadas de aceite de oliva
1 1/2 tazas zanahorias cortadas (3 medianas)
1 1/2 tazas cebollas cortadas (1 mediana)
1 1/2 Cucharadas de ajo picado (4 dientes)
(14.5 oz)  caldo de vegetales
(14.5 oz) tomates cortados
1 1/4 tazas lentejas secas
1 1/2 cucharaditas albahaca seca
1/2 cucharadita orégano
1/2 cucharadita tomillo seco
sal y pimienta negra molida
1 1/2 tazas calabacín en trozos (1 mediano)
2 tazas espinacas cortadas
1 Cucharada jugo de limón fresco

Procedimiento

  1. Calienta el aceite de oliva a fuego mediano-alto en una olla grande.
  2. Añade zanahorias y cebollas, saltear por 2 minutos y luego añade el ajo y saltéalos por 2 minutos.
  3. Vierte en caldo de vegetales y tomates.
  4. Añade las lentejas, albahaca, orégano, tomilllo y condimenta con sal y pimienta al gusto.
  5. Hierve y luego reduce fuego a medio-bajo, cubre y deja hirviendo a fuego lento por 35 minutos.
  6. Añade calabacín y espinacas y hierve a fuego lento por 10 minutos adicionales.
  7. Remueve en jugo de limón y añade 1 taza de agua.
  8. Sírvela caliente, ¡lista!