Darse un homenaje

Darse un homenaje

Estrategias para mejorar hábitos alimentarios

Continuamos con el programa Bienestar en Acción de Para La Naturaleza. Hoy estuvimos discutiendo y elaborando estrategias para mejorar los hábitos alimentarios.

Como parte de la dinámica, tuve la oportunidad de implementar un excelente ejercicio desarrollado por @nutritional_coaching

🏆 “Darse un homenaje”.🏆

¿Qué es para ti darte un homenaje? ¿Para qué te homenajeas?
¿Cómo puedes homenajearte a través de otros sentidos además del gusto?

🤚🏽a través del tacto con un masaje corporal o sembrando plantas en tu jardín.

👂🏻auditivamente con la música que disfrutas o escuchando los pájaros cantar.

👃por el olfato, con unas flores y/o incienso.

👀 visualmente, viendo el atardecer, una buena película o una exposición de arte.

✏️Te exhorto a que escribas cada una de las ideas que has propuesto e introdúcelas en una caja a la que puedas llamar: La Caja de los Homenajes. Cada vez que te vayas a homenajear ve a la caja, saca un papel y otórgatelo.

 

¡Adopta un nuevo hábito!

¡Adopta un nuevo hábito!

¡Adopta un nuevo hábito!

Para generar un nuevo hábito, lo único que tenemos que hacer es repetir la misma acción durante el tiempo suficiente para que el cerebro la automatice. Cuando lo logramos, llevamos a cabo la acción de forma inconsciente y automática, casi sin darnos cuenta, y sin que nos suponga un esfuerzo. Nos resulta más difícil no hacer una cosa que hacerla.

Te invito a realizar un experimento conductual, se trata de experimentar cómo se forma un nuevo hábito. No se trata de lograr un cambio muy importante, más bien al contrario, la idea es que selecciones una mini-acción que no te suponga mucho esfuerzo. Una vez escogida, identifica la secuencia (señal-conducta-recompensa) y a continuación diseña la rutina, es decir, asocia esa mini-acción a otras mini-acciones que llevas a cabo cada día y en el mismo orden. Por ejemplo: cuando llego al trabajo, me siento en mi mesa-bebo agua- hago la lista de tareas para ese día; O, por ejemplo: llego a casa- me quito los zapatos y los pongo en su sitio (no la dejo por ahí)- me pongo unas sandalias… Se trata de incorporar el nuevo hábito, sobre uno que ya tengamos bien instaurado y aprovechar la fuerza del viejo hábito para afianzar el que queremos integrar. 

Escoge algo muy muy fácil que no te cueste mucho porque el objetivo es que seas consciente de cómo se establece en nuestro cerebro una rutina. Es importante que a la hora de establecer el hábito identifiques una creencia positiva que lo sustenta.

¿Para qué has escogido ese hábito?

¿Qué impacto positivo tendrá a largo plazo en tu vida el hecho de incorporar esa nueva rutina?

¿Cómo te va a acercar a la persona que quieres ser?

Debes repetir la rutina durante 21 días. Anotar tus sensaciones diarias: si lo has olvidado, qué hiciste para recordarlo, si te ha costado mucho o poco, a partir de cuándo te ha costado menos, si esa rutina a generado otras positivas…

Lo más importante, más que la acción que escojas, toma conciencia de que eres capaz de establecer una nueva rutina en tu vida.