La alegría de comer

La alegría de comer

La alegría es una emoción que está relacionada con el hecho de satisfacer una necesidad o un deseo. Es un sentimiento de duración limitada, como el que se tiene al comer.

¿Alegría de comer? Para algunos, comer es la principal fuente de alegría, por lo que, cuando falta, muchos la buscan a través de la comida. Las personas propensas a tener atracones quieren experimentar un pico de alegría inmediata a través del gusto. El problema es que, cuanto más extrema sea esta emoción, más fugaz será.

No debemos aspirar a tener picos máximos de alegría, sino a un estado de alegría continuo y sereno. Esto aplica perfectamente para aquellos que están llevando un régimen para perder peso. La alegría del buen comer, no menosprecia el placer que hay en el acto, sino, busca cultivarlo. Es decir, debemos buscar esa satisfacción a través de los alimentos que, en el plano nutricional, contribuyan a nuestro bienestar y que a su vez nos den placer. La necesidad de ingerir un alimento debe ser más que un acto mecánico.  Debe generarnos sensaciones y emociones por el sabor de la comida, la frescura de un producto, la presentación del plato, la preparación de una mesa bonita o el disfrute de una buena compañía.

Por eso, hagamos que comer sea un verdadero acto de alegría. Y no lo olvides: dura poco; es un estado de evasión del tiempo, así que abstente de llevar tus pensamientos más allá del presente y disfruta del momento.

¡Alegre almuerzo y feliz finde!

Proactividad

Proactividad

¿En dónde centras tu atención, en tu círculo de influencia o en tu círculo de preocupación?

Ser proactivo es saber centrarse en lo que depende directamente de uno.😉

Un modo excelente de tomar conciencia de nuestro compromiso con mejorar la salud consiste en examinar en dónde situamos los pensamientos. Todos tenemos nuestras razones y pretextos para evadir situaciones y quedarnos en la zona de confort. Y en el caso de la alimentación no es diferente. 

Llevo mucho tiempo trabajando en consultoría nutricional y me conozco todas las excusas para no hacer un cambio y las muchas barreras que sienten, que hacen de mejorar los hábitos, un proyecto complicado. Ciertamente hay muchas cosas que no están en nuestras manos pero también hay muchas otras más que sí lo están, y comprender esto es lo que hace la diferencia. Los clientes exitosos que han logrado revertir una diabetes tipo 2 o perder hasta 100 libras no han tenido ni suerte ni un súper poder, simplemente han decidido poner el foco de su atención en todo aquello que pueden impactar con sus acciones. Ellos se centran el círculo de influencia, el círculo del control.☝🏽

Cuanto más nos centramos en nuestro circulo de influencia, más lo expandimos, y a su vez disminuimos el circulo de preocupación. Al tomar la determinación de afrontar los retos de la vida y de situarnos en el circulo de influencia ya no hay lugar para las excusas y somos los protagonistas de nuestra vida. 🙌🏽

Es normal que te preocupe tu predisposición genética al colesterol alto, ahora bien, como ya sabes, con una buena alimentación y una vida activa es muy probable que lo regules sin necesidad de medicamentos. Entonces, ¿qué tal si dejas de otorgarle tanto valor a eso y en su lugar decides hacer lo que te toca? Si te quedas dando vueltas en el circulo de preocupación te estás dejando controlar por esos pensamientos limitantes. ¡Salte de ahí!👏🏽

Este ejercicio nos ayuda a desarrollar una energía positiva que aumenta nuestra capacidad de actuación. Dibuja tu propio círculo y céntrate en lo que puedes y tienes el compromiso de hacer. 

Cuarentena con propósito

Cuarentena con propósito

Podemos ó durante la cuarentena, centrémonos en lo que está en nuestras manos.

Ciertamente es difícil dejar de sentir lo que sentimos, sin embargo, podemos elegir lo que hacemos con eso que sentimos. Entonces, no es tan importante lo que nos está pasando sino lo que hacemos con lo que nos está pasando. ¡Ahí sí podemos elegir!

Ante toda la incertidumbre es natural que estemos inundados de preocupaciones. Cada uno tiene su propia gama: la salud, el trabajo, la familia, el dinero y las vacaciones planificadas. Todo eso que nos inquieta y nos roba la paz conforma nuestro círculo de preocupaciones. Al mismo tiempo podemos clasificar esas preocupaciones según aquellas para las que tenemos un compromiso mental y emocional y que podemos gestionar. Una vez identificadas las de este segundo grupo las podemos ubicar en un circulo más pequeño, el círculo de la influencia.

Este es un ejercicio clásico que utilizamos en coaching con el fin de trabajar en la y que viene como anillo al dedo en estos momentos. Dedícale unos minutos a ese circulo y piensa. ¿Dónde realmente puedo hacer algo? Y considera que, si algo bueno nos ofrece esto, es más tiempo libre en nuestras manos.

Esta cuarentena puede tener mucho propósito o no, tú tienes el poder de otorgárselo.

Hagamos este breve ejercicio utilizando nuestros habituales diálogos internos: “Si yo tuviera más tiempo haría ejercicios regularmente”. “Si yo tuviera un trabajo de casa cocinaría más”. “Si yo tuviera menos trabajo le dedicaría más tiempo a mis hijos”.

Ahora que tienes tiempo, focaliza la atención en lo que puedes hacer y cambia la estructura del pensamiento sustituyendo el “tener”por el “ser”. ¡Hazlo y prueba cómo te sientes luego!

“Puedo ser más activo y hacer ejercicios en casa”. “Puedo ser más creativo cocinando platos saludables”. “Puedo ser más ingenioso y planificar juegos para compartir con mis hijos”.

Ahora que has cambiado el foco, ¿qué puedes hacer? Este simple ejercicio procura que alejes la atención del problema y la enfoques en actividades valiosas.

Y si aun te sobra tiempo, enfócate en practicar que alejen los pensamientos tóxicos y el miedo. Te comparto un abanico de ideas con múltiples estímulos sensoriales que pueden servirte de bálsamo.

  • Si hace tiempo no tocas la guitarra, sácala que la música es medicina.
  • Devórate un buen libro y distrae la mente de las noticias.
  • Hazte el álbum de fotos de tu último viaje y revive esas emociones.
  • Juega con tu familia, ríanse, la risa desplaza el miedo.
  • ¡Enséñale a tu hijo una tarea nueva y jueguen!
  • Pon los videos de las clases de salsa, repasa esos pasos y date un subidón.

Cuando parece que no podemos hacer nada, siempre tenemos la libertad para escoger nuestra respuesta a los estímulos del medio ambiente.  Verlo así nos da fuerza, nos permite que dependen de nosotros mismos y nos confiere mayor .Y por último, tienes el derecho de no hacer nada y entender lo que estás viviendo como un aprendizaje. ¿Esto que estás viviendo y sintiendo, está ocurriendo para que aprendas qué?

¿Hambre fisiológica o emocional?

¿Hambre fisiológica o emocional?

¿Sabes reconocer qué tipo de hambre experimentas?

El hambre emocional es un potencial enemigo cuando pasamos tanto tiempo en casa y con toda la comida a nuestro alcance. Es una conducta impulsiva que casi todos hemos experimentado y que en la mayoría de los situaciones responde a una emoción negativa intentando eliminar la incomodidad al activar nuestro circuito de recompensa.

HAMBRE FISIOLÓGICA
▪️Aumenta gradualmente
▪️Se puede satisfacer con cualquier alimento
▪️Al comer, desaparece
▪️Tras la ingesta no hay emociones negativas.

HAMBRE EMOCIONAL 
🔺Es repentina
🔺Se satisface con algo en especifico
🔺Se come más cantidad de lo habitual
🔺Provoca remordimientos

Si te identificas con este fenómeno del hambre emocional, es normal, no eres el único. Aquí algunos consejos para frenar el impuso:
1. Busca actividades en casa que ocupen y estimulen tu mente. Lee, escribe, dibuja o toca un instrumento.
2. Incorpora breves sesiones de movimiento o ejercicios que te distraigan y te ayuden a desplazar una emoción negativa. Puede ser bailar 3 canciones.
3. Cuida tu entorno. “Out of sight out of mind”. No me canso de repetirlo porque es una acción fácil de hacer y siempre da buenos resultados. Saca de la vista todas las tentaciones.
4. Procura que tus comidas principales sean completas y equilibradas. Esto ayuda a controlar el apetito.
5. Bebe agua durante todo el día, y considera las infusiones sin azúcar.
6. Busca opciones, hay muchas alimentos que pueden servir como picoteo sin comprometer la salud. Usa la fibra y la proteína a tu favor.
7. Cuida tu diálogo interno. Háblate con respeto y desde el auto cuidado en lugar de usar un tono autoritario.

Cuando tengas hambre hoy intenta descubrir de qué tipo es y si es emocional, pon en práctica alguno de las recomendaciones anteriores y/o alguna de las actividades que ya conoces que te hacen sentir relajado.

Si esto te preocupa mucho y no te sientes capaz de solucionarlo solo, busca la ayuda de un profesional capacitado que te acompañe en el proceso.

¡Yo te puedo dar las herramientas!

 

 

¿Nuevas metas y resoluciones para el 2020?

¿Nuevas metas y resoluciones para el 2020?

No confundas los términos, no son lo mismo.  

Las resoluciones muchas veces terminan siendo una lista interminable de deseos planteados desde un estado algo ilusorio y perezoso. Sin embargo las metas diseñadas de manera inteligente eliminan la vaguedad que tiene la resolución.

Y antes de definirlas, considera que no tienen que ser radicales para ser grandes, lo esencial es que vayan a la par con tus valores, con lo que realmente te importa.

¿Ya definiste las tuyas? Repásalas por aquí con un acrónimo fácil de recordar, SMART.

S-Specific ¿Crees que este objetivo está formulado en positivo?

 

¿Podrías aun detallar o especificar más el objetivo? (lugar, fecha..)

 

M-Measurable

 

¿Cómo lo puedes medir?
AAchievable

 

¿El objetivo es personal o depende de otras personas?

 

¿Ha salido de ti o por el contrario es un objetivo impuesto?

R– Realistic  

¿Lo que quieres lograr es realista?

 

T-Time driven ¿Cuándo pretendes alcanzarlo?

 

No importa cuán convencido estés de tus resoluciones, si no dejas espacio para el cambio interno y externo no ocurrirá ningún cambio en tu vida. Si quieres que algo se convierta en parte de tu rutina diaria debes tomar algunas decisiones difíciles y, a veces, incluso sacrificios. Prepara un calendario que puedas cumplir con una lista de acciones concretas y realistas.

Y por último, recuerda que no tienes que esperar hasta que el año termine para tomar decisiones y hacer cambios en tu vida. Todos los meses, semanas y días te brindan la oportunidad para un nuevo comienzo

¡Feliz nuevo año!

¿Tu alimentación está alineada con tus valores?

¿Tu alimentación está alineada con tus valores?

Los valores son un vínculo fundamental entre las creencias y tu comportamiento.

Los valores son lo más importante de nuestras vidas, lo que nos mueve, lo nos lleva a invertir nuestro tiempo, recursos y dinero. Son nuestros estimulos motivadores. Si tienes claro cuales son tus valores, los cambios que te propones hacer serán más duraderos y profundos.

A continuación te presento un listado de valores, escoge los 5 que más te representan y órdenalos según su prioridad.

Amor , amistad, armonía, austeridad, autocontrol, aventura, belleza, bondad, calma, coherencia, compromiso, competitividad, comunicación, confianza, constancia, cooperación, creatividad, curiosidas, determinación, dinamismo, discreción, diversidad, ecologia, eficacia, empatía, exactictud, excelencia, familia, fidelidad, flexibilidad, generosidad, honor, lealtad, libertad, optimismo, paciencia, perdón, perfeccionismo, constancia, prudencia, puclritud, respeto, salud, sacrificio, sensibilidad, serenidad, sobriedad, sociabilidad, tolerancia, valentia, voluntad

Valor:

1.

2.

3.

4.

5.

¿Qué hace que sean fundamentales para ti estos cinco valores?

 

¿De qué manera relacionas estos valores con el cambio que te propones en tu alimentación?

 

¿Cómo tus valores te ayudan a decidir sobre tu alimentación?

 

 

Referencia: Coaching Nutricional, Yolanda Fleitas, Jaime Giménez, 2015