Salir a caminar habitualmente y a buen ritmo, como ejercicio físico, es algo muy beneficioso. Sin embargo, para muchos al no ser un ejercicio exhaustivo no les llama la atención y lo consideran una pérdida de tiempo. Yo difiero de eso, y aprovechando las hermosas playas que tenemos en Puerto Rico y el maravilloso clima todo el año, recomiendo a mis clientes salir a hacer una empoderante caminata a orillas del mar.

Ya sea para controlar el peso, bajar la presión arterial, como para mejorar la circulación, caminar por la playa es muy saludable y la quema de calorías es mayor que caminar en la calle, ya que en la arena el esfuerzo necesario para levantar el pie es mayor. Los tobillos, gemelos, cuádriceps y la musculatura de las piernas se reclutan más sobre esta superficie.

Si deseas hacer un mayor esfuerzo, puedes caminar dentro del mar.  Con el agua hasta las rodillas aumenta la resistencia a los músculos y te ejercitas más.

Recuerda ir sin calzado, caminar descalzos es como un masaje que aporta la arena a las plantas de los pies y puede ser relajante.

¡Respira profundo y disfruta!

Suscríbete

Únete a mi lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de mis servicios. 

¡Te haz suscrito!