Ponle un alto al sobrepeso de tu hijo

Ponle un alto al sobrepeso de tus hijos

La obesidad infantil es un problema de salud pública mundial. Su asociación con otras enfermedades, tanto en la niñez como en la vida adulta hace que sea imprescindible una intervención.  Existen muchos factores que ponen en riesgo a los niños como son: la falta de ejercicio, la ingesta de bebidas azucaradas, el abuso de la comida rápida (fast foods), entre otros.

Como un plan de acción inicial, te aconsejo:

  1. Asegúrate que tu hijo desayune todos los días. Está comprobado que omitir la comida principal del día, provoca un exceso en la ingesta de las calorías totales.
  2. Cambia la leche integra por leche baja en grasa.
  3. Limita la ingesta de jugos a 1 vez al día, una ración de 4 onzas (100% jugo).
  4. Evita los “fast foods” ya que lo que predomina son los alimentos fritos. Cuando los visiten, opten por sándwiches pequeños, sin aderezos ni acompañantes.
  5. Para las meriendas, evita depender de tantos alimentos procesados como “snacks” , galletas y barras de energía. Mejores opciones; queso, frutas frescas, nueces, cereal integro bajo en azúcar y yogurt.
  6. Anima a los otros integrantes de la familia a desarrollar hábitos de alimentación saludable. Beneficia a todos y no aísla al niño con sobrepeso.
  7. Intenta no utilizar los alimentos que le gustan como premios. Los niños aprenden a rechazar los alimentos que consideran menos valiosos.
  8.  Buscar ser un buen ejemplo. Come zanahorias y tu hijo comerá zanahorias. Si tu hijo ve que haces ejercicio y te diviertes haciéndolo, es más probable que también sea activo toda su vida.
  9.  ¡A probar! No te frustres si tu hijo no come una comida nueva la primera vez que la sirves. En ocasiones es necesario servir una comida nueva unas diez veces antes de que la disfruten. Acompaña un alimento nuevo con uno de su preferencia. ¿Le gustan los espaguetis? Buen momento para incorporar el tomate y otros vegetales.
  10. Los niños necesitan 60 minutos o más de actividad física al día. No tienen que ser consecutivos, varios periodos cortos de actividad, de unos 10 – 15 minutos consiguen los mismos resultados. ¡ Busque ser creativo y divertido!
Snacks movidos

Snacks movidos

Este Luis no tiene pinta de ser un gran deportista, sin embargo se está moviendo tal vez más que muchos de nosotros. Hay que recordar que somos cada vez más sedentarios y la recomendación de la OMS que establece un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física aeróbica de intensidad moderada, o de 75 minutos de ejercicio vigoroso se está quedando corta. Más allá de los músculos de los dedos para escribir en el teclado, pasamos prácticamente la mayoría de las horas del día sin movernos. ¿Y qué podemos hacer? Pues bueno, no te voy a recomendar que abandones tus tareas y te dediques a entrenar tu cuerpo pero si que te propongas hacer esos “snacks movidos”, así como cuando piensas en comer un snack pues piensa en moverte en ciertos momentos del día.

🚶🏽‍♂️Puedes hacer una llamada de trabajo caminando

🚶🏽‍♂️Coordinar reuniones al exterior

🚶🏽‍♂️Ir en bicicleta al trabajo

🚶🏽‍♂️Hacer pausas durante el día para hacer un minuto de planchas (planks)

🚶🏽‍♂️Saltar cuica/cuerda cuando llegas a casa

🚶🏽‍♂️Pasear más veces al día tu perro

🚶🏽‍♂️Si trabajas de casa, hacer una pausa activa y productiva como tareas de limpieza.

🚶🏽‍♂️Cuando estés en la oficina, salir a hacer un café en algún lugar más distante caminando

 

Albóndigas de trigo sarraceno

Albóndigas de trigo sarraceno

¡Albóndigas! Si, sin carne, veganas y sabrosas. Desde que conocí el trigo sarraceno soy más feliz en la cocina. El trigo sarraceno no tiene que ver nada con el trigo, es un pseudocereal que tiene una forma curiosa, como una especie de pirámide en miniatura, es libre de gluten, bajo en índice glucémico y cargado de minerales y antioxidantes.

Albóndigas caseras de trigo sarraceno

Ingredientes: 1 taza de trigo sarraceno (180gr), 2 tazas de agua, 1 puerro, 2 dientes de ajo, 1 Cda. perejil picado, 1 Cda. sal de hierbas

👩🏽‍🍳Preparación (para 2 personas)

1. Lava el trigo y cocínalo con doble cantidad de agua por 20 minutos.

2. Prepara un sofrito con el puerro y el ajo.

3. Mezcla en un bol todos los ingredientes y tritúralos.

4. Haz unas bolas y pásalas por el sartén con un poco de aceite de oliva hasta que doren suavemente.

5. Añade la salsa.

Para aquellos que no apetecen, toleran el tomate o quieren experimentar:

☝🏼La salsa que parece pero no es de tomate

1. Hierve remolacha hasta que quede tierna.

2. Saltéa hasta empezar a dorar una cebolla y 1 diente de ajo.

3. Añade zanahorias previamente cortadas en medias lunas, la remolacha y hierbas aromáticas. Añade agua a cubrir y sal.

4. Cocina tapado 15-20min.

5. Añade concentrado de manzana y pimienta y pasa todo por la batidora.

6. Elimina el exceso de líquido, pruébala y añádela con gusto.

 Perfectas para un Lunes Sin Carne. ¡Cuéntame si te gustaron!

¿Cuál es tu Plan?

¿Cuál es tu Plan?

A mi en lo personal esta palabra me parece extremadamente poderosa e indispensable en cada meta que me propongo. Hoy cuarto lunes del año te recuerdo que en tus deseos y resoluciones para el 2019 está tener más salud. 

¡Pues hay que hacer un plan de acción!

La planificación tiene que ver en cómo gestionas tu tiempo, el cual se puede convertir en tu gran aliado o lo contrario. Con el tiempo que tienes disponible debes aprender a priorizar los temas que son importantes para ti y para que las cosas sucedan tienes que ponerlas en tu agenda. Si en este nuevo año quieres mejorar tus hábitos alimentarios te conviene planificar actividades diarias que reflejen esa voluntad. 

El Plan:

✏️Prepara una lista de compras con alimentos saludables.

✏️ Establece un día para hacer la compra.

✏️Elabora alternativas de menú para días con deseos de comer y para días que tengas los minutos contados.

✏️Separa un día a la semana para preparar alimentos.

✏️Escribe en tu agenda al menos 3 días fijos que harás ejercicio y sobre la marcha encuentra 2 días más.

✏️ Repasa y haz una lista de las tareas que haces en un día completo desde que despiertas hasta dormir.

✏️Evalúa el listado y clasifícalas por “obligaciones”, “voluntarias”, “placenteras”, “desagradables”, “delegables” y llamemos “importantes” a aquellas que te acercan a tu objetivo.

✏️Reflexiona esto y elabora un plan semanal dándole prioridad a lo que es importante para ti.

Tarta de manzana y crema de avellanas

Tarta de manzana y crema de avellanas

Cuando se habla de un alimento saludable no hay duda de que las frutas salen a relucir en los primeros lugares y esto de debe a su gran aporte de nutrientes. Sin embargo no siempre se comen las suficientes, ya que para muchos comer fruta es hacer una merienda de uvas o morder una manzana. Existen muchas formas de comerlas, es cuestión de variar la manera de prepararlas y echarle imaginación para poder disfrutar sus sabores sin que resulten aburridas.

Tarta rápida de manzana y avellana. Preparación:

1. Diluye 1 cucharada de agar-agar con zumo de manzana.

2. Cocina las manzanas (con la piel si deseas más nutrientes), una pizca de sal y zumo de manzana hasta hacer una compota.

3. Agrega la solución de Agar-Agar y dejar hervir por unos 2-3 min. Reserva.

4. Añade un extracto de canela o vainilla, ralladura de limón y 1 cucharada de crema de avellanas o de almendras y mezcla todo bien.

5. Tritura las galletas en un mortero.

6. Verte la mezcla encima de las galletas y déjala enfriar en nevera.

7. Decórala con más frutas.