Tarta de manzana y crema de avellanas

Tarta de manzana y crema de avellanas

Cuando se habla de un alimento saludable no hay duda de que las frutas salen a relucir en los primeros lugares y esto de debe a su gran aporte de nutrientes. Sin embargo no siempre se comen las suficientes, ya que para muchos comer fruta es hacer una merienda de uvas o morder una manzana. Existen muchas formas de comerlas, es cuestión de variar la manera de prepararlas y echarle imaginación para poder disfrutar sus sabores sin que resulten aburridas.

Tarta rápida de manzana y avellana. Preparación:

1. Diluye 1 cucharada de agar-agar con zumo de manzana.

2. Cocina las manzanas (con la piel si deseas más nutrientes), una pizca de sal y zumo de manzana hasta hacer una compota.

3. Agrega la solución de Agar-Agar y dejar hervir por unos 2-3 min. Reserva.

4. Añade un extracto de canela o vainilla, ralladura de limón y 1 cucharada de crema de avellanas o de almendras y mezcla todo bien.

5. Tritura las galletas en un mortero.

6. Verte la mezcla encima de las galletas y déjala enfriar en nevera.

7. Decórala con más frutas.

Comida no es lo mismo que…

Comida no es lo mismo que…

Un nugget no es comida sino, una preparación industrial comestible. ¿Y qué, me engorda? Mucho peor, los alimentos ultraprocesados son insanos, estimulan el apetito de manera artificial y su consumo se relaciona con muchas enfermedades. ¡Aprende a identificarlos y húyeles!

Los ultraprocesados comestibles usualmente están en envases plásticos, de cartón o de aluminio y con colores muy llamativos. También suelen estar acompañados de importantes reclamos nutricionales que nos hacen creer que son un alimento perfecto. Sin embargo, están muy lejos de ser un alimento y se caracterizan por su alta densidad calórica y un elevado contenido de: azúcar, sal, grasa, colorantes y todo lo que no alimenta ni nos hace bien. En su etiquetado es frecuente leer materias primas refinadas (harina, azúcar, aceites vegetales, sal, proteína, etc) y aditivos (conservantes, colorantes, edulcorantes, potenciadores del sabor, y emulsionantes).

Por otra parte, a menudo, para la fabricación de un alimento ultraprocesado, se elimina una parte importante del alimento original. Un ejemplo podría cuando se hacen harinas refinadas eliminando el salvado y el germen del cereal, que son partes indispensables para que aporte nutrición.

Entonces, ¿qué comprar? Idealmente alimentos sin etiqueta y sin lista de ingredientes, alimentos frescos como frutas, vegetales, viandas y tubérculos, legumbres, frutos secos, semillas, cereales integrales y pescados y carnes frescas.

¿Y qué no comprar? Cereales de desayuno, barras de cereal, bebidas azucaradas, bebidas lácteas azucaradas, postres de chocolate, postres a base de lácteos, pizzas instantáneas, fideos instantáneos, “nuggets”, quesadillas congeladas, polvos para hacer jugos, salsas cremosas, sopas en polvo, bollería y demás.  Resumámoslo así,  si lleva más de cinco ingredientes no lo eches de tu bolsa.

12 hábitos para un Año Saludable

12 hábitos para un Año Saludable

12 uvas para la prosperidad y 12 hábitos para tener un año saludable

La mayoría de los propósitos para el Año Nuevo incluyen mejorar la salud o ser más feliz. Para poder visualizar y alcanzar esos propósitos es clave elegir metas realistas que dependan exclusivamente de ti, que puedas lograr según tu tiempo y recursos y que sean medibles. Te propongo doce conductas y hábitos para incorporar en este nuevo comienzo.

🍇Come y bebe menos azúcar. ¿Por dónde empezar? Las bebidas. Cambia la soda, las bebidas azucaradas y los jugos por agua.

🍇Come más frutas y vegetales.  Puedes comenzar agregando diariamente  un vegetal extra a tu cena y remplazando un postre o merienda por una fruta.

🍇Come menos carnes procesadas. El consumo excesivo aumenta el riesgo de padecer cáncer y atenta contra la salud cardíaca.

🍇Duerme lo suficiente. Tan importante como el ejercicio, influye en tu sistema inmunitario, en las hormonas, en el apetito, el peso, los niveles de energía, concentración y el estado de ánimo.

🍇Fomenta tus relaciones. El modo en que nutres las relaciones interpersonales depende de ti. ¿Acaso puedes añadir en tu agenda un almuerzo semanal con un amigo? ¿Unirte a un club o a un equipo deportivo?

🍇Procura ponerle límites a los dispositivos y redes sociales, aumentan la ansiedad y provocan insomnio.

🍇Premia tus éxitos. Una vez hayas alcanzado alguna de tus metas, prémiate con algo que te guste. Recuerda que además del gusto tenemos otros sentidos, evita hacerlo con comida.

🍇Haz un plan de ejercicio, uno de los aliados más importantes para tu salud. Busca alternativas, si el gimnasio te aburre seguro hay una modalidad que te gustará practicar. ¡Diviértete moviéndote!

🍇Alcanza un peso saludable en el cual te sientas cómodo y que te guste tu apariencia.

🍇Prepara una agenda “apasionada” de experiencias que quieres vivir este año.

🍇Aprende algo nuevo, ya sea un tipo de baile, unas clases de cocina, un idioma o algo que te interese y no esté vinculado a tu trabajo.

🍇Dile adiós al estrés, una amenaza a la salud. Identifica que te lo provoca y aléjate de ello.

¡Que tengas un feliz y saludable 2019!

Mi Plato Navideño

Un plato festivo, equilibrado, moderado y apetecible para las Navidades en Puerto Rico. No tienes que comer todo el mismo día, ya habrá muchas fiestas para probarlo todo. 👏

Consejitos:

  1. Usa un plato no más grande de 9 pulgadas.
  2. Asegúrate de tener alguna ensalada o vegetales, al menos en una 1/4 del plato, (idealmente que componga la 1/2).
  3. Puedes añadir frutas en la ensalada: piña, mangó y guayaba.
  4. En 1/4 parte del plato incluye los alimentos que son principalmente carbohidratos.
  5. En 1/4 parte del plato incluye la fuente proteína (3-5 onzas) usa como referencia la palma de tu mano sin los dedos. Evita el cuerito.
  6. Selecciona un sólo postre sírvete una pequeña ración y comparte la otra.
  7. Modera tu consumo de alcohol, evita las mezclas con refrescos azucarados e intercala tus bebidas con agua.

 

Ya que tenemos las Navidades más largas, comeremos muchos más platos que estos que te sugiero, cuéntame, ¿cómo los combinarás tú?

Cuidar mi salud en las Navidades, ¿por qué no?

Cuidar mi salud en las Navidades, ¿por qué no?

En una época tan festiva y alegre, sobran los motivos para atender nuestra salud. Piensa en ello con entusiasmo y aprovecha la magia de la Navidad para establecer prioridades según tus valores y las cosas importantes en la vida.

  • Más tiempo para hacer ejercicios. Con tantos días festivos ahora tienes el tiempo que en muchas ocasiones anhelas. ¿Y si puedes aprovecharlo en algo que aporte a tu salud y la de tu familia? Piensa en algo divertido, que hace tiempo no haces: caminatas en la playa, en el bosque (Yunque, Puerto Rico), en visitas a jardines, salir a pasear y a volar chiringa y demás. Cuanto más te muevas, más evitarás ganar peso durante las fiestas.
  • ¿Quieres que la Navidad sea especial? Deja para el 24, 25, 31 y 6 los postres y el coquito y ten en tu casa frutas de todo tipo, nueces, avellanas y cómelas cuando apetezcas.
  • Prueba recetas nuevas. Con más tiempo en las manos y más comensales para deleitar, la Navidad es una época perfecta para cocinar nuevos platos. Arriésgate a probar recetas con vegetales y más salsas con hierbas y especias. Elabora postres caseros que contengan frutas, como tartas de manzana, compotas con mangó y guayaba, sorbetes de papaya, etc. Al final, en casi todas las fiestas se sirve lo mismo, salte de la norma y sorprende a tus invitados.
  • Dedícate tiempo a ti mismo. No importa que no todo esté perfecto, en la Navidad es fundamental que puedas relajarte y disfrutar de tiempo de calidad en tus días libres. En lugar de preparar una lista de cosas a comprar, haz un listado de atenciones que quieres ofrecerte. Por ejemplo: una tarde de ver películas clásicas, ir al museo a ver una exposición, hacerte un facial, leer la novela que te recomendaron, ir a una clase de yoga, darte un masaje, revelar fotos y hacer un álbum de momentos especiales del año, tomar unas clases de baile, etc.
  • Regala de tu tiempo a tus seres queridos. El mejor regalo de Navidad para tus seres queridos, es tu tiempo. ¿Y si en lugar de pasar horas de tiendas para buscar regalos, dedicas ese tiempo para compartir con tus hijos momentos juntos? Puedes hacer de la época navideña una momento familiar de la que nunca se olviden tus hijos creando tradiciones que seguramente recordarán por siempre que repetirán con sus hijos. Por ejemplo: crear adornos de Navidad con materiales reciclados, hacer obras de teatro navideño en casa y cantar aguinaldos.
  • Agradece lo que tienes. Hay personas a las que no les gusta esta época del porque la viven como algo triste, ya sea por una ruptura amorosa, una pérdida de trabajo o porque es el primer año que lo celebran sin un miembro de la familia. Vivimos siempre pensando en el pasado o preocupados por el futuro, por consiguiente alejados de la felicidad. Esta Navidad puedes aprovecharla para agradecer lo bonito que tienes en estos momentos en tu vida y acercarte a tu bienestar.